Evaluación y acreditación de las competencias

EVALUACIÓN Y ACREDITACIÓN DE LAS COMPETENCIAS.

La Unión Europea entre sus objetivos de la Estrategia Europa 2020 propone elevar el nivel de cualificación de la población activa y la mejora de las competencias profesionales, en este sentido todos los procedimientos de acreditación y reconocimiento de la experiencia laboral buscan que todas aquellas personas con necesidad de acreditar su cualificación profesional mejoren sus condiciones de trabajo o su inserción laboral (empleabilidad).

La Ley de las Cualificaciones y de la Formación Profesional dispone evaluar y acreditar oficialmente la cualificación profesional, cualquiera que hubiera sido su forma de adquisición, contemplando un procedimiento de reconocimiento, evaluación, acreditación y registro de las cualificaciones profesionales. Por ello, las personas adultas pueden realizar sus aprendizajes mediante actividades de enseñanza reglada o no reglada, y mediante la experiencia laboral o en actividades sociales.

 

Entre los fines de la formación profesional para el empleo también está el de promover y acreditar las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores, tanto a través de procesos formativos, formales y no formales, como de la experiencia laboral.

Por lo tanto, las competencias adquiridas a través de formación no vinculada a la oferta formativa de los certificados de profesionalidad, al igual que las adquiridas a través de la experiencia laboral, podrán ser reconocidas mediante las acreditaciones totales o parciales de los certificados de profesionalidad.

Las estructuras organizativas responsables del procedimiento en las comunidades autónomas son las administraciones educativa y laboral competentes en materia de formación.

FASES DEL PROCEDIMIENTO

La mayoría de las Comunidades Autónomas dividen el procedimiento de evaluación y acreditación de competencias profesionales en:

1. Asesoramiento.
2. Evaluación de la competencia profesional.
3. Acreditación y registro de la competencia profesional.

ASESORAMIENTO

La fase de asesoramiento sirve para identificar la correspondencia de los aprendizajes, de las personas candidatas, con las unidades de  competencia que pudieran ser más idóneas a efecto de evaluación. Para lo cual, se analiza la experiencia y la formación profesional previa de cada candidato, así como el resultado del cuestionario de autoevaluación.

EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA PROFESIONAL.

En la fase de evaluación se comprobará que la persona candidata demuestra la competencia profesional requerida en las realizaciones profesionales, en los niveles establecidos, en los criterios de realización y en una situación de trabajo. En el proceso de evaluación se tendrá en cuenta tanto las evidencias indirectas  obtenidas a partir de la información profesional aportada por la persona candidata como las evidencias directas adicionales que podrán constatarse mediante alguno de los métodos de evaluación que se consideren necesarios.

FASE DE ACREDITACIÓN Y REGISTRO DE LA COMPETENCIA PROFESIONAL.

El organismo responsable expedirá a las personas candidatas que  superen el proceso de evaluación, una acreditación de cada una de las unidades de competencia en las que hayan demostrado su competencia profesional, de acuerdo con las actas emitidas por las comisiones de evaluación.