Formación programada por las empresas para sus trabajadores: una guía de costes

La formación continua es un pilar fundamental para el desarrollo y la competitividad de las empresas en el mercado actual. Gracias a la Ley 30/2015 y el Real Decreto 694/2017, en España, las empresas tienen la oportunidad de gestionar e invertir en la formación de sus trabajadores a través de la formación programada, financiada parcialmente por bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. Este mecanismo, administrado por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae) y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), representa una excelente oportunidad para mejorar las habilidades y competencias de los empleados, alineando el desarrollo personal con los objetivos estratégicos de la empresa.

 

B.1 RESUMEN DE COSTES EN LA FORMACIÓN PROGRAMADA

La implementación efectiva de programas de formación requiere una planificación detallada de los costes. Estos se clasifican en directos, indirectos, de organización y salariales. Cada categoría abarca distintos aspectos esenciales para la ejecución de la formación, desde la retribución de formadores hasta los gastos operativos y de infraestructura. Veamos en detalle:

 

COSTES DIRECTOS. Gastos Directos que están directamente asociados con la ejecución de las actividades formativas e incluyen:

 

-Salarios de los instructores, tanto internos como externos, abarcando las horas de docencia, preparación, asesorías, evaluación y seguimiento de los alumnos.

-Costes de depreciación, alquiler o leasing de herramientas educativas y plataformas digitales.

-Compra de recursos educativos y materiales de consumo.

-Para la formación online, los costes relacionados con las tecnologías de comunicación.

-Costes de alquiler, leasing o depreciación de los espacios utilizados en la enseñanza.

-Seguro contra accidentes para los alumnos.

-Gastos de desplazamiento, alimentación y hospedaje para los alumnos y educadores.

 

 

GASTOS INDIRECTOS O DE ORGANIZACIÓN: son indispensables para llevar a cabo la formación, no están directamente ligados a la enseñanza:

 

-Gestión y administración de la formación.

-Personal de soporte.

-Equipos e instalaciones auxiliares.

-Otros gastos de gestión como electricidad, agua, correo, limpieza, entre otros.

 

DOCUMENTACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DE COSTES

Para garantizar la transparencia y el adecuado seguimiento de la inversión en formación, es crucial la correcta documentación y justificación de todos los costes incurridos. Esto incluye:

 

-Soportes justificativos y apuntes contables para cada tipo de coste.

-Detalle del cálculo del coste/hora de formadores internos y el personal de apoyo.

-Cálculo de la amortización de equipos y espacios utilizados, siguiendo los coeficientes de amortización oficiales.

 

Fundae proporciona orientaciones detalladas y documentos anexos para facilitar este proceso, asegurando que todas las empresas puedan beneficiarse de la formación programada cumpliendo con los requisitos establecidos.

 

La formación programada por las empresas representa una oportunidad para el desarrollo de competencias de los trabajadores, contribuyendo así al crecimiento y competitividad de las empresas en el mercado. La correcta planificación y justificación de los costes es esencial para maximizar el beneficio de estas acciones formativas, cumpliendo con la normativa vigente y asegurando una inversión eficiente en el capital humano.

 

En el contexto de la justificación de gastos relacionados con actividades formativas, es crucial que los documentos soporte detallen de manera específica los materiales, equipos y servicios utilizados. Para los gastos en medios y materiales didácticos, así como bienes consumibles, es necesario precisar la cantidad y el tipo de elementos adquiridos, incluyendo las fechas de servicio y el número de ejemplares en el caso de material elaborado especialmente para la formación. En situaciones donde la formación se realiza online, los justificantes deben especificar los conceptos cubiertos por el servicio ofrecido mediante plataformas virtuales, asegurando una clara relación entre el gasto y la actividad formativa.

 

Por otro lado, los gastos relacionados con el alquiler o amortización de equipos y plataformas tecnológicas para la formación deben estar debidamente documentados. Esto incluye la descripción del servicio, la cantidad de elementos, el periodo de alquiler y, para los casos de amortización, el soporte de adquisición acompañado del cálculo contable correspondiente. Similarmente, los gastos de alquiler de espacios físicos como aulas y talleres deben incluir detalles sobre el servicio, el periodo de alquiler y la ubicación del inmueble, mientras que para la amortización de estos espacios, se aceptará el registro contable como justificante.

 

Finalmente, es imprescindible que las pólizas de seguros de accidentes y los justificantes de gastos de transporte, manutención y alojamiento demuestren de manera explícita su vinculación con la actividad formativa. Esto implica detallar el tipo de seguro y su periodo de cobertura, así como proporcionar una descripción minuciosa que permita verificar la relación directa de los costes de viaje y estadía con la formación impartida, asegurando la transparencia y la adecuada asignación de fondos en procesos de formación bonificada.

 

Más información en el Congreso de Aenoa  >>>> https://congresosdeformacion.com/

Formulario simple de más información: https://bit.ly/3WvqObD