Novedades y cambios en Formación Continua

Novedades y cambios en Formación Continua

El 2014 es un año de cambios, ya que se modifica el escenario de la Formación Continua, debido a un nuevo contexto en las relaciones laborales, en las herramientas de cualificaciones y certificaciones profesionales, en la formación programada por las empresas, en los nuevos criterios del Ministerio de Empleo y en las sucesivas reformas que darán una vuelta a las reglas de juego de la Formación Profesional para el Empleo.

En los próximos meses se modificará el Real Decreto 395/2007, junto a la Orden TAS 2307/2007 (iniciativa de demanda) y Orden TAS 718/2008 (iniciativa de Formación de Oferta para trabajadores), lo que permite a los centros de formación plantearse este nuevo marco normativo como un reto para reforzar su posición en el mercado de la formación, partiendo de una premisa fundamental: desaparecerá aquella empresa de formación que no se adapte a esta nuevo situación.

En los últimos años, el sistema español de formación profesional para el empleo ha conseguido por ejemplo que la Formación de Demanda lleguen a más de 460.000 empresas y que el sistema en general permita formar a 4 millones de trabajadores ocupados y desempleados cada año. Aunque la inversión en formación no ha aumentado los niveles de cualificación de la población trabajadora, con el negativo impacto que ello tiene en las oportunidades de formación y empleo de los trabajadores menos cualificados.