Planes de Formación de Oferta. Legislación consolidada

Planes de Formación de Oferta. Legislación consolidada

La normativa actual de Formación de Oferta (subvenciones de planes de formación para ocupados) indica que la ejecución de las acciones formativas será realizada directamente por la entidad beneficiaria, sin que pueda subcontratarla con terceros. A estos efectos, la contratación del personal docente y profesores para la impartición de la formación subvencionada por parte del beneficiario no se considerará subcontratación. Por contratación de personal docente se considera exclusivamente la contratación de personas físicas. Tampoco se considerará subcontratación la contratación de aquellos otros gastos en que tenga que incurrir para la realización por sí mismo del programa de formación subvencionado.

 

La empresa que ha recibido la subvención debe contar con medios propios para las funciones de programación y coordinación del programa de formación, asumiendo, en todo caso, la responsabilidad de la ejecución de la actividad formativa frente a la Administración, debiendo asegurar el desarrollo satisfactorio de las funciones de los organismos de seguimiento. Los cursos se pueden desarrollar en modalidad presencial, teleformación o mixta, sin que en ningún caso la participación de un trabajador pueda ser superior a ocho horas diarias. Se entiende por formación presencial aquella que tiene lugar en un aula, con la presencia de profesorado, que transmite los conocimientos en el mismo lugar y tiempo a un grupo de alumnos. La formación en la modalidad de teleformación u online debe realizar con campus, contenidos multimedia y tutorización.

 

El aula virtual podrá emplearse como medio complementario y adicional para desarrollar el proceso formativo, sin que la impartición de la totalidad de una acción formativa pueda realizarse a través del aula virtual. No podrá utilizarse un aula virtual para realizar las sesiones que, en la modalidad online, precisen presencia física del alumnado. Se considera aula virtual al entorno de aprendizaje, donde el tutor-formador y alumnado interactúan, de forma concurrente y en tiempo real, a través de un sistema de comunicación telemático de carácter síncrono.

 

Los tutores-formadores que impartan formación en la modalidad de teleformación deberán contar con formación o experiencia verificables en esta modalidad. Los tutores-formadores deberán desempeñar, como mínimo, las siguientes funciones desarrollar el plan de acogida de los alumnos, orientar y guiar, fomentar la participación, el debate, organizando tareas individuales y trabajo en equipo. El beneficiario de la subvención dará a conocer las acciones formativas que promueva entre las empresas y los trabajadores a los que va dirigida la formación, con el fin de que los trabajadores que lo deseen puedan ejercitar su derecho a la formación.

 

La Administración podrá proceder a la suspensión cautelar de una acción formativa cuando se observen anomalías o ejecución de incumplimiento por parte de la entidad de los protocolos o instrucciones aprobadas por la Administración y que repercutan significativamente en el desarrollo normal de la impartición de la formación. Si existen centro formativas en la modalidad de teleformación en las que presenciales asociados de distintas comunidades autónomas diferentes al centro autorizado a impartir dichas acciones, se podrán realizar las sesiones presenciales de tutoría y evaluación final en dichos centros asociados siempre que exista una autorización conjunta entre las administraciones competentes implicadas.

 

Se entiende por formación presencial aquella que tiene lugar en un aula, con la presencia de profesorado, que transmite los conocimientos en el mismo lugar y tiempo a un grupo de alumnos y alumnas. La formación en la modalidad de teleformación se deberá realizar de acuerdo con lo establecido la normativa Real Decreto 694/2017. En las modalidades presencial y de teleformación, el aula virtual podrá emplearse como medio complementario y adicional para los cursos sin que la impartición de la totalidad de una acción formativa pueda realizarse a través del aula virtual. No podrá utilizarse un aula virtual para realizar las sesiones que, en la modalidad de teleformación, precisen presencia física del alumnado. Se considera aula virtual al entorno de aprendizaje, donde el tutor-formador y alumnado interactúan, de forma concurrente y en tiempo real, a través de un sistema de comunicación telemático de carácter síncrono.

 

Se entiende por modalidad mixta aquella que combine para la impartición, en una misma acción formativa, las modalidades presencial y teleformación. Se considerará modalidad de teleformación cuando la parte presencial que la acción formativa precise sea igual o inferior al 20% de su duración total. Los tutores-formadores que impartan formación en la modalidad de teleformación deberán contar con formación o experiencia verificables en esta modalidad. La formación se acreditará de acuerdo con lo establecido en la normativa reguladora del Registro Estatal de Entidades de Formación y la experiencia en esta modalidad.

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.