La urgente adaptación a la digitalización en la formación

La urgente adaptación a la digitalización en la formación

Hasta ahora se han utilizado las nuevas tecnologías de la comunicación e información para la alfabetización digital tanto de docentes como de alumnos, y también para el uso de las nuevas herramientas de realización de determinadas actividades en el aula (uso de ordenadores, pizarra electrónica, etc.). Pero la digitalización de la docencia conlleva algo más importante, es necesario que el uso de las TIC sea como un instrumento de “aprendizaje”.

Es decir hay que integrar las TIC en el currículo del docente y utilizar la llamada “metodología elearning”. Sólo de esta manera el alumno cambiará de rol interviniendo en la creación del aprendizaje, haciéndose más independiente del docente. Esto es en definitiva el cambio de metodología pedagógica usando las TIC. Por ello, la digitalización debe conllevar una nueva forma de aprender, no la sola utilización de la tecnología como un recurso de apoyo a la enseñanza.

En la actualidad el problema principal no es dotar de recursos digitales a los centros de formación, es decir, no es por falta de infraestructuras sino que se encuentra en aprender utilizar esas tecnologías para que se traslade a la mejora del aprendizaje.
Se está haciendo un gran esfuerzo en inversiones TIC en los centros y también se empieza a hacerlo en la formación para su uso, pero lo importante es la verdadera formación pedagógica de los profesores para cambiar la metodología al mundo digital.

“No se puede enseñar ni aprender con la misma metodología en el mundo presencial que en el mundo virtual”. Es necesaria por tanto una innovación didáctica para mejorar la enseñanza y poner al alumno como centro del proceso educativo siendo una figura activa con capacidad de participar en el proceso de aprendizaje autónomamente. Ya no se dispone del docente físicamente al lado del alumno, ahora éste usa de otras herramientas de aprendizajes, las cuales deben diseñarse con una metodología didáctica adaptada al mundo digital.

Los profesores ya no se limitan a transmitir conocimientos, sino a facilitárselos a los alumnos, diseñar nuevos entornos digitales de aprendizaje, moderar y tutorizar la actividad de ellos, etc. Por ello su implicación va a ser decisiva en esta transformación. La función del docente evoluciona hacia la selección de información y la evaluación de los alumnos, a facilitarles el aprendizaje que realizan de manera autónoma.

Para ello, el docente va a necesitar formación y asesoramiento de especialistas como son los creadores de contenidos digitales, los expertos en nuevas tecnologías y los diseñadores de materiales didácticos. Para producirse este cambio el docente debe estar convencido y tener predisposición a la integración de las TIC en sus métodos de enseñanza. Muchos estudios detectan aun rechazos por parte de los profesores, resistencia a los cambios, grandes deficiencias de conocimientos tecnológicos, e incluso baja autoestima para realizar el cambio.

Por ello la “formación del profesorado” necesita incorporar competencias específicas sobre el uso cotidiano en el aula de las TIC, y sobre conocimientos pedagógicos apropiados. No obstante, a pesar que las funciones del profesor estén cambiando, los formadores nunca serán reemplazados por máquinas, ya que su labor es imprescindible en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Cuanto mayor es el tamaño de la empresa, se tiende más a implantar las TIC y a trabajar con ellas, para lo cual o bien forman a sus empleados o contratan profesionales cualificados. Sin embargo en las microempresas españolas que suponen el 98% del tejido empresarial, solo el 6% de ellas venden mediante internet y el 3% tienen personal profesional en TIC en su plantilla.

En las últimas décadas los distintos gobiernos de España han incorporado programas para la digitalización siguiendo las recomendaciones europeas. La mayoría de estas medidas se han articulado en torno a cuatro ejes de acción:
1. Inversión en redes digitales.
2. Digitalización de la economía.
3. Establecimiento de la Administración electrónica.
4. Formación del ciudadano en competencias digitales.

Las medidas del Plan de Conectividad Digital que se contemplan son:
• Garantizar la conectividad para mantener la actividad social y económica a distancia.
• Conectividad para vertebrar territorialmente el país.

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.