El ChatGPT y la Formación a Empresas

ChatGPT es un sistema de chat que utiliza el lenguaje por Inteligencia Artificial, con muchos parámetros y usando enormes cantidades de texto para realizar tareas relacionadas con el lenguaje (traducir, crear contenidos, responder preguntas, actividades administrativas, etc). Una conversación con ChatGPT genera contenido como si se tratase de un humano mediante lenguaje natural. Además, es capaz de dar respuestas muy acertadas y completas en función de la información que solicites.

A una inteligencia artificial se la entrena a base de texto, se le hacen preguntas y se le añade información, de manera que este sistema, a base de correcciones a lo largo del tiempo, va APRENDIENDO Y ENTRENANDO para realizar de forma automática la tarea para la que ha sido diseñada o encomendada. ChatGPT ha sido entrenada para mantener conversaciones con cualquier persona, ya que entiende lo que preguntas, mira sus bases de datos y responderte de una manera coherente.

 

Para los alumnos de un curso, por ejemplo, puede preparar en un segundo un informe o conclusiones de 500 palabras sobre un tema concreto. También puede ser como un periodista personalizado y exclusivo para una persona. O escribir cartas, poemas, canciones, listas de contactos, de empresas, de clientes, definiciones, traducciones, etc. Por ello puede competir con Google.

Puede mantener conversaciones con humanos, entiendo lo que dices independientemente de cómo te expreses para que pueda posteriormente responder con coherencia. Como si fuera un experto. Por ello, el profesor puede utilizar esta herramienta, como fuente de información, FAQs, listados de definiciones, preguntas importantes, cuestionario de evaluación, juegos, gamificación, sinónimos, crear un tutorial, preparar guiones, etc.

 

La principal ventaja para las empresas es su eficacia en los procesos y la inclusión de tecnologías inteligentes dentro del ecosistema de la entidad. Y también mejora la calidad del servicio, optimiza las estrategias de la comunicación, disminuye los plazos en la respuesta, crea sondeos demográficos, listados de alternativas, resultados de una investigación, filtra información, toma decisiones basadas en datos, crea chatbots, etc.

Por último, en los próximos años hará que desaparezca las actividades relacionadas con tareas mecánicas, ya que la automatización de procesos se resuelven en pocos minutos. Es una herramienta ideal para la producción de contenidos creativos, ya sea para redes sociales, blog, books, así como la creación de síntesis informativas, investigación y extracción de datos, y todo está empezando.